Individuo vs Colectivo

¿Qué es el pensamiento sistémico de interacción de la complejidad? ¿Dónde está la conexión de la unidad?¿ De qué manera y cuál es el origen de crear sistemas de interacción humanos? ¿Cómo se supera la separatidad – condición de estar separado, aislado – y cómo se logra la unión de las personas? ¿Cómo transcender de una vida individual a una unidad? ¿Podemos ir hacia delante solo con la razón o la emoción?

Estos son algunos de los interrogantes – tal vez los esenciales y más fundamentales – detrás del planteamiento inicial del proyecto Inscience. Y, como puedes esperar, las respuestas que surgen no son sencillas. Pero esto ya no debe sorprenderte, estimado lector o estimada lectora, pues sabes de sobra que nos gusta la complejidad.

La individualidad provoca angustia, aislamiento, culpa por sentirse desvalido, opresión, locura, pánico… cuando es extrema. Al fin y al cabo, somos seres colectivos y sociales; ejemplo de ello son las sociedades en las que vivimos actualmente y todas las que han existido en la historia. El reto está en enfrentarse a la separatidad, es decir, a la condición de estar aislado y separado del resto de las personas incluso si vivimos rodeados de ellas.

individuo interrogante

La respuesta en gran medida depende del grado de individualización de cada persona o el que la sociedad induce en cada individuo. A pesar de que hay, actualmente, más personas que nunca antes en la historia en muchos lugares se vive en un estado de gran soledad. Y llevado al extremo, esto puede llevar a un estado contradictorio, frustrante e improductivo.

No digo que la individualidad no sea positiva, sino que todo en extremo es negativo. Además, vivimos en un mundo en el cual todo está conectado. Los pensamientos propios llevan a conclusiones propias, pero ¿puede alguien tener siempre la razón o saberlo todo? Claro que no. Estar abierto a las ideas de los demás es la única forma de saber más. El conocimiento grupal siempre será mayor que el individual.

¿Cómo sabrías decir si los pensamientos y las conclusión propias son reales?

No hay que dar por bueno lo que la mayoría de las personas da por bueno. Esto es una falacia en la que es fácil caer, me refiero a pensar “todos lo hacen, por lo tanto, yo debo hacerlo también” y es aplicable a cualquier situación de nuestras vidas. Ya han habido tiempos en los que este comportamiento ha inducido a error, como cuando se creía que la Tierra era plana…

tierra plana

Este tipo de paradigma lleva al estancamiento de la mente, de las neuronas y, por lo tanto, de las ideas. Es justo lo que se debe evitar para propiciar un ambiente de progreso y de innovación. No digo que haya que desacreditar a todo el mundo pero sí que se debe mantener en la mente una idea simple: todos erramos. Y bajo este principio, podremos ser libres de cuestionar si lo que otros piensan es correcto o no.

El ser humano no puede ser preso de sus propias capacidades. Cualquier persona tiene el potencial de ser creadora, artesana o artista. Todos podemos, potencialmente, dar comienzo a algo nuevo y distinto, algo único. Sin embargo, muchos son los obstáculos que pueden limitar y mermar este potencial, como la autoridad, las costumbres, etc…

libertad

Entonces, ¿cómo rompemos las barreras que nos impiden genera ideas libres?, ¿cómo explotamos nuestro potencial al máximo?

El primer paso es darnos cuenta de que tenemos dicho potencial.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en InScience y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s