Que aprendemos de los picapinos en la protección

Podemos aprender mucho de una pequeña ave. ¡Leed!

Biomimesis y bioinspiración para el desarrollo regenerativo y sostenible


image

Un jugador de fútbol americano recibe en una temporada unos 1.500 impactos en su cabeza. En diez años de vida profesional habrá sufrido mas de 15.000 golpes, sin contar los partidos universitarios o los del colegio. No solamente ocurre en este deporte, otros como el hockey, lacrosse, el ciclismo, el skate, el ski, o las carreras de motos y coches… están contribuyendo a una epidemia de lesiones traumáticas. Se estima que tan solo en los EEUU se producen cerca de 4 millones de conmociones cerebrales cada año debido solamente a la practica del deporte, incluyendo tanto a profesionales como a amateurs y a niños. El asunto no solo ha llegado al Senado sino que la propia NFL (organizadora de fútbol americano) y el fabricante de cascos Riddell,  se enfrentan a una serie de demandas en un litigio que puede tardar años en resolverse y que puede llegar a costar miles…

Ver la entrada original 1.130 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Estudios y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s