La Importancia de crear Buenas Ideas

El mundo de la creación de ideas es único en sí mismo, pues es un lugar que no tiene límites y en el que – de alguna forma – todo está permitido. Cada cosa que podamos pensar tiene cabida cuando nos disponemos a imaginar o crear algo nuevo. Esta es la magia de las ideas y, en el mundo en el que vivimos, a menudo es difícil ser original. Hay muchas ideas en el aire, muchas tendencias, muchas obras… tantas que es complicado no caer en una de ellas. Además, es imposible no ser influenciado por las ideas que nos rodean. Y la creación continua.

creativo

Tener buenas ideas es algo que no sucede a menudo. Es decir, con cierta frecuencia podemos imaginar y crear algo aceptable, algo decente, incluso algo muy bueno. Pero, ¿algo excepcional? Está al alcance de muy pocos tener tanta habilidad. Sin embargo, esto también se puede trabajar y ejercitar. Una buena idea puede marcar la diferencia, hacer que un negocio crezca o que consigamos uno de nuestros sueños. Tal es el poder de las mejores ideas, aquellas que solo vienen en ocasiones.

Ser creativo es algo que puede reportarnos considerables beneficios en muchos – por no decir que en casi todos – los aspectos de nuestra vida. Cada día nos enfrentamos antes la exigente situación de tomar decisiones, y no solo una vez sino varias. Muchas. Nuestra capacidad para resolver todas estas situaciones determina el éxito que tendremos en dichas tareas. Y podemos acabar en buen puerto si tenemos las ideas adecuadas. Si la creatividad nos es generosa.

Pero resolver situaciones cotidianas no es – en absoluto – todo lo que nos reportan las buenas ideas. En nuestro trabajo, ser creativo nos puede beneficiar en nuestro rendimiento, en resolver esos proyectos que se nos encargan, en mejorar algo que pueda mejorarse, etc. Lo bueno de las ideas es que parecen y fluyen en nuestra mente, en la medida en la que incentivemos este vaivén. Para ser creativos, tenemos que imaginar, tenemos que analizar, pensar y plasmar nuestras ideas.

Solo así podremos crear cosas nuevas y únicas. Tal vez debamos juntar dos cosas que nos sean familiares, como la cuchara que es también tenedor y cumple ambas funciones. Tal vez debamos modificar algo que ya conocemos, como adornar un muñeco con nuestras propias manos o decorar una tarta para hacerla más presentable. O, tal vez, debamos crear algo con nuestras propias manos, como hacer un muñeco, dibujar, pintar, etc. Todo vale en el mundo de las ideas.

creatividad

Además, lo bueno de ser creativo es que mantenemos la mente abierta a nuevas ideas, a visiones distintas y a cambios imprevistos. Podemos adaptarnos mejor y visualizar – dentro de su contexto – aquello que se nos proponga. O aquello que ideemos nosotros mismos. Mantener la  mente atenta a nuevos horizontes es adecuado – y aconsejable – en muchos trabajos, como en el mundo de los negocios o en la investigación.

¿Qué sería del mundo sin creatividad? Un lugar aburrido e inmutable. Las ideas dan color a nuestra vida. Busquemos buenas ideas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Creatividad e Imaginación, Ideas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s