¿Qué es un proceso mental?

Cuando se habla de conceptos complicados de definir, no hay – como cabe esperar – una única respuesta. Este es el caso de lo que conocemos como proceso mental, una de las funciones que nuestro cerebro realiza todo el tiempo ya sea de forma inconsciente o consciente. 

engranajes dentro de un cráneo

La mente es la máquina más compleja que conocemos y – tal vez – que podamos conocer.

Este proceso es el que permite analizar cualquier forma de información que recibimos o captamos del entorno que nos rodea. Sin embargo, no se limita a procesar información del entorno,pues podemos – perfectamente- procesar nuestras propias construcciones mentales.

No es de sorprender, por lo tanto, que definir lo que es un proceso mental no sea tarea fácil. A pesar de ello, mucho se ha avanzado en este campo y actualmente conocemos más sobre nuestro cerebro que nunca antes.

Proceso Mental

Vamos a presentar los criterios de Gregory Bateson para definir un proceso mental. Este antropólogo y erudito en varias ciencias propuso los siguientes criterios para definir este concepto:

  1. La mente es el producto de las interacciones de sus componentes. Es decir, la mente es un sistema compuesto de partes que se relacionan. Y de dicha interacción es de donde surgen nuevas propiedades: la capacidad de procesar información, de pensar, etc.
  2. Las interacciones dentro de la mente se producen por las diferencias. Esto significa que las diferencias entre los componentes es lo que da lugar a que haya una relación. Si cada una de las partes fuese homogénea e idéntica a todas las demás, no habría posibilidad de interacción.
  3. El proceso mental necesita energía colateral. Esto es análogo al funcionamiento de una máquina, la cual necesita energía para poder operar. Asimismo, un proceso mental consume energía. En nuestro caso, la energía que el cerebro consume se la aportan células especializadas en dicha tarea.
  4. Además, el proceso mental requiere cadenas circulares de determinación. Esto implica que haya una retroalimentación entre los componentes del sistema, en este caso, de la mente. Para entender de este punto, hay que pensar en la naturaleza del proceso, el cual es complejo y requiere ser evaluado más de una vez antes de dar una “respuesta” a la información entrante.
  5. Hay una causa y un efecto. El proceso mental debe entenderse como un proceso en transformación secuencial en el cual cada diferencia entre los componentes da lugar a una transformación. Además, hay una linealidad causal, pues todas las transformaciones son producto de sucesos anteriores.
  6. Los procesos de transformación no son aleatorios, sino que tienen un orden establecido. Hay una clara jerarquía que impone directrices en las transformaciones y, por lo tanto, cada resultado es una consecuencia lógica de la estructura mental. Por poner un ejemplo, nadie puede concluir algo que esté fuera de su esquema mental, de su experiencia o de sus conocimientos, pues es necesario seguir el prototipo interiorizado.

Estos criterios son muy interesantes y requieren un detallado estudio para ser comprendidos de forma adecuada. Además, en el proceso de estudio de estos criterios, nuevas preguntas pueden aparecer. Esto es lo más fascinante de pensar en estos temas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pensadores Sistémicos, Pensamiento Sistémico, Teoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s